Poema ‘A la Soledad’

Cuanto te amo y a veces te odio,

soledad infame e insana 

que me acompaña nunca 

y me deja a solas siempre,

eres y serás mi fiel enemiga, 

mi peor amiga y mi mejor compañía, 

sin tí no es lo mismo lo gris de mis días 

y sin tí muchos creen tener una apacible vida.

Cuanto me conoces y yo te conozco nada bendita soledad, 

me dejas a solas, y yo iluso, escribo estos despreciados versos,

versos escritos en solitario mientras tú 

leal y mentirosa te refugias en mi armario, 

íntima compañera de mis vidas y mis muertes nunca quise tu amistad,

Cuanto te amo y muchas veces te odio maldita soledad.

 

Tocha, 2014.

Poema ‘En Medio de la Noche’

Me despierto en medio de la noche para disfrutar de la oscuridad de mis ojos,

me detengo en medio de la noche para olvidar llantos, maltratos, enojos,

me despierto en medio de la noche deseando estar dormido 

y despertarme inmerso en mis sueños y sentirlos vivos

latiendo gritos y ladridos que presagian lo incierto,

me detengo en medio de la noche para sentir, pensar y ocupar 

ese vacío oscuro intenso, inmenso y extenso en mi alma, 

en mi ser, en mi cuerpo y yo en él y en la oscuridad de mis ojos,

me despierto en medio de la noche para olvidarme del recuerdo perpetuo 

que me martiriza y me avisa de que aún existes y de que yo, sin quererlo, existo.

Tocha, 2019.

Poema ‘Veintisiete suspiros y medio’

Después de que el viento me golpeó quince veces,

me dió la mano y veintisiete suspiros y medio, 

no dijo ni una palabra pero entendí lo que decía su tacto,

 como si la piel hablara,

se fue sin decirme nada y yo aquí enfermo, 

sin aliento y sin remedio, 

con cuatro sogas al cuello y enredado 

en estos veintisiete suspiros y medio.

Tocha , 2015.

Poema ‘Pregúntale al tiempo’

Pregúntale al tiempo,

que lo sabe todo,

que te responderá todo,

con paciencia, sutil espera,

tiempo afable,

siempre silencioso,

paciente y amable,

Pregúntale al tiempo, 

que no te dirá nada y

te enseñará mucho, 

aprenderás de él, crecerás de él y 

te encontrarás con él,

Pregúntale al tiempo 

que corre sin medir sentidos, 

sin mentir temores, sin enterrar olvidos,

Pregúntale al tiempo, 

que se te escapa,

dile que no se vaya,

que necesitas su solemne presencia,

para que te responda las miles de preguntas, 

para que te perdone tanta insolencia.

Tocha, 2016.